Skip links

Seguros Agrarios: Coberturas y Tipos

Vamos a hablar hoy del seguro agrario. Como sabemos, la agricultura está expuesta a importantes riesgos climáticos, desde desastres naturales, pestes y enfermedades que afectan a la producción. Por otro lado, los agricultores se enfrentan también a importantes oscilaciones de precios en los mercados agrarios.

 

En este contexto vamos a comenzar viendo qué es y qué nos ofrece el seguro agrario.

¿Qué es el Seguro Agrario?

Pues bien, el seguro agrario es un contrato con una compañía aseguradora que permite al agricultor transferir riesgos de producción o de ingresos que afectan a su explotación agraria a cambio de una prima anual.

 

Como contraprestación el agricultor recibe una indemnización económica en caso de que se produzca el siniestro, objeto o evento del contrato, ya sean heladas, pedrisco, inundaciones, sequías, vientos, golpes de calor, plagas o enfermedades. 

 

Tipos de Seguros Agrarios

Existen distintos tipos de seguro, el seguro más extendido en el mundo es el seguro multirriesgo que cubre una combinación de posibles daños.

También es habitual el seguro contra algún daño específico como el de pedrisco y finalmente también tenemos el seguro de rentas que cubre oscilaciones de precios además de riesgos de producción, este tipo de seguro es minoritario y está presente sólo en algunos países desarrollados.

Principios del Seguro Agrario

En cuanto a los principios del seguro agrario tenemos que destacar que al igual que otros seguros el seguro agrario se basa en la compensación de riesgos que se conoce como la Ley de los grandes números, esto es cuanto mayor sea el número de asegurados, la diversidad de riesgos, de cultivos y de zonas cubiertas, mayor será la posibilidad de compensar riesgos y más precisa será la predicción de la pérdida media esperada o indemnización que tiene que desembolsar la compañía de seguros al final del año.

 

Es importante destacar también que el seguro agrario está particularmente indicado para riesgos de baja frecuencia, riesgo inevitables que no pueden ser controlados por el agricultor y cuando la relación entre el riesgo cubierto y los daños sea fácilmente identificable e irrefutable.

Retos del Seguro Agrario

El seguro agrario es uno de los instrumentos de gestión de riesgo más extendidos en el mundo, sin embargo su implementación aborda importantes problemas y retos, uno de ellos es el riesgo sistémico que se refiere a que cuando el individuo experimenta pérdidas, la probabilidad de que otros agricultores experimenten pérdidas es mayor. Por ejemplo, es el caso de sequías intensas o inundaciones, como consecuencia de este tipo de riesgos muchos agricultores solicitan indemnizaciones al mismo tiempo y esto puede quebrar la solvencia del sistema asegurador.

 

La solución es el reaseguro, que es un seguro de seguros, esto es la compañía de seguros se asegura frente a situaciones extremas o riesgos catastróficos.

 

Otros problemas y retos del seguro agrario tradicional están relacionados con la información asimétrica entre asegurador y asegurado, estos también son conocidos con el nombre de selección adversa y riesgo moral.

Selección Adversa

La selección adversa sucede cuando se acogen al seguro aquellos agricultores o parcelas con mayor riesgo con lo que la compañía está asumiendo un riesgo superior al esperado.

Riesgo Moral

El riesgo moral se refiere a la falta de incentivo que tiene el individuo para controlar o evitar las pérdidas una vez ha contratado el seguro, esto hace que el seguro agrario sea un producto caro y difícil de implementar sin subvención pública y sin una importante participación del estado.

 

Además, la falta de información y registros de explotaciones agrarias es una barrera a su implementación en países menos desarrollados.

Seguro Agrario Indexado

Para solventar estas barreras y reducir costes ha surgido un gran interés en este siglo por el seguro agrario indexado.

Este seguro es una herramienta financiera innovadora que ha despertado, como hemos dicho, un gran interés y que se basa en la definición de zonas homogéneas e indemnizará según la evolución de un índice de zona que está altamente correlacionado con los rendimientos del cultivo.

Estos seguros pueden estar basados en índices de distinta naturaleza, índices de rendimientos medios zonales, pueden utilizar índices basados en datos meteorológicos y los más recientes que son los que utilizan índices que se derivan de imágenes satélite.

Las ventajas de este nuevo tipo de seguros son importantes, en primer lugar no es necesario disponer de datos históricos individuales de la explotación. En segundo lugar evitar problemas de riesgo moral y de selección adversa, además en este seguro no se requiere peritar individualmente las pérdidas de la explotación y por tanto disminuye costes y además agiliza la recepción de la indemnización tras el siniestro.

Por otro lado el seguro agrario indexado es un instrumento transparente que facilita el reaseguro y el acceso a los mercados de capital, esta cuestión es muy importante cuando se cubren riesgos sistémicos como la sequía.

Conclusiones

Para concluir, el seguro agrario es un importante instrumento para estabilizar los ingresos de los agricultores y garantizar el bienestar de las familias, ayudan a garantizar la solvencia financiera del agricultor frente a terceros y facilitan el acceso al crédito y la inversión, además el seguro agrario actúa como una red de seguridad en las regiones rurales frente a riesgos sistémicos.

Finalmente cabe señalar como ejemplo el sistema español de seguros agrarios, un modelo exitoso de participación pública-privada en la que el gobierno, las organizaciones profesionales de los agricultores y las compañías privadas aseguradoras han colaborado para perfeccionar y expandir sus líneas de aseguramiento que actualmente cubre todas las producciones agrarias, la mayor parte de las producciones ganaderas, el sector forestal y algunas del sector acuícola.

Comenta esta publicación

Abrir chat